Dormir desnudos, un hábito saludable

Dormir desnudos tiene múltiples beneficios
Dormir desnudos tiene múltiples beneficios

Dormir desnudos

Todos sabemos que dormir es uno de los placeres más necesarios e importantes de las personas, pero dormir desnudos lo es aún más. A pesar de ello muchas personas son reticentes a ello y son ajenas a los beneficios que proporciona este hábito tan saludable.

Además de lo cómodo que es dormir desnudos, existen beneficios para nuestra salud y para la vida sexual de pareja, que pueden convencernos para empezar a poner en práctica este hábito tan saludable.

Vamos a comentar algunos de estos beneficios:

Descansamos mejor desnudos, mientras dormimos, nuestro cuerpo regula la temperatura, si sentimos calor e impedimentos para evitarlo, nuestro cerebro se despierta para poner solución. Con poner ropa de abrigo adecuada en la cama, que esta sea transpirable para que el aire de la habitación pueda circular a través de ellas y llegar a nuestro cuerpo es suficiente, se trata de usar tejidos que no bloqueen el aire ni nos mantengan demasiado calientes para así no anular los beneficios de dormir desnudos. Al dormir desnudos y con la ropa de cama necesaria para no sentir frío el organismo encontrará la temperatura corporal idónea, el cuerpo se sentirá más ligero, se moverá con facilidad disfrutando así de un sueño más prolongado y profundo, nuestro cerebro trabajará mejor y las hormonas realizarán su función correctamente, mejorando por tanto nuestro estado de salud.

Los expertos en estudios del sueño dan mucha importancia a tener una temperatura adecuada para conseguir un sueño profundo. Cuando nos dormimos el cerebro envía mensajes a los vasos sanguíneos para que liberen calor, por lo que es importante no taparnos demasiado y conseguir que el cuerpo esté menos caliente de lo normal para que el cerebro regule la temperatura sin problemas .

Dormir desnudos facilita que nuestro cuerpo se enfríe y que el cerebro haga su función correctamente.

Si mantenemos la temperatura corporal por debajo de los 21ºC la melatonina y las hormonas anti-envejecimiento se liberan más fácilmente, con lo cual se reduce el estrés y se mejora el estado de ánimo proporcionando un mayor bienestar emocional a la vez nos ayudará a mantenernos más jóvenes regenerando las células de la piel.

Los niveles de azúcar en sangre serán más estables por lo que el riesgo de diabetes disminuye.

La calidez que nos proporciona el pijama es un buen nido para que hongos y bacterias se proliferen  y aumente el riesgo de sufrir infecciones, con lo cual se sabe que dormir desnudos protege nuestros órganos sexuales.

Dormir desnudos regula también los niveles de “cortisol” que es la hormona que ayuda a prevenir la presión arterial alta, el colesterol, controla el apetito, las interrupciones de sueño e incluso la bajada de la lívido.

Dormir desnudo en pareja aumenta la segregación de oxitocina.
Dormir desnudo en pareja aumenta la segregación de oxitocina.

Dormir desnudos reduce el estrés ya que ayuda a regular sustancias naturales del cuerpo y las hormonas. Aumenta la “oxitocina”, la llamada hormona del amor que hace frente al estrés y la depresión, a la vez que si se duerme en pareja contribuye a la mejora de la vida sexual. Esta hormona tiene también un efecto protector sobre el corazón ayudando a reducir la presión arterial.

Al reducir el nivel de estrés y en consecuencia la ansiedad evitaremos comer en exceso, así mismo al tener más sensación de fresco o frío se activa la grasa marrón, encargada de generarnos calor, trayendo como resultado la quema de calorías, queda demostrado con esto que dormir desnudos ayuda a adelgazar.

Dormir desnudo te ayuda a bajar de peso y te hace sentir más feliz
Dormir desnudo te ayuda a bajar de peso y te hace sentir más feliz

También se ha descubierto que dormir con ropa o cubrirse con mantas gruesas  y de abrigo impide que la hormona del crecimiento, encargada de reparar los músculos, la densidad ósea o el crecimiento de los órganos internos realice su función de forma adecuada.

Resumiendo  diremos que durmiendo desnudos descansaremos mejor, el sueño será más profundo y prolongado, los niveles de estrés se  reducirán, la vida sexual se verá mejorada, mejores niveles de azúcar en sangre, así como mejora de la presión arterial, el colesterol , el peso e incluso evitará la bajada de la lívido.

Aprovechando la llegada del buen tiempo ¿por qué no nos desprendemos de determinadas prendas al dormir y hacemos de ello un hábito saludable?

Los beneficios como veis son numerosos.

Soñar mientras dormimos

 

 

Vamos a hablar sobre el acto de soñar mientras dormimos.

Mientras dormimos siempre soñamos
Mientras dormimos siempre soñamos

 Una tercera parte de nuestra existencia la pasamos durmiendo. Es mucho tiempo cómo para no prestar  atención a lo que ocurre mientras dormimos.

Si  dormir es un hecho apasionante de un gran misterio que realiza nuestro cerebro. Soñar lo es aun más, esa inmersión en otros mundos, con sus propios personajes, reglas y situaciones muy distintas a las que tenemos en la vigilia.

Soñamos como parte normal del funcionamiento de nuestro cerebro cuando dormimos.

Las distintas etapas del dormir tienen distintas funciones dirigidas a nuestra sanación y funcionamiento óptimo. Se sabe que el soñar tiene una importante función en el procesamiento de información. Eso quiere decir que soñar es importante para nuestra memoria y nuestro pensamiento.
El soñar funciona para integrar nuestras memorias en el cerebro. Estudios han demostrado que si se interrumpe nuestras etapas de soñar no recordamos tan bien la información. Psicológicamente el soñar sirve para explorar posibilidades, cumplir deseos, reflejar preocupaciones y experiencias del vivir diario.

El cerebro continua trabajando mientras dormimos. las neuronas se activan en completa sincronía solamente en segundos para procesar la información que se ha recolectado durante el día.
El cerebro continua trabajando mientras dormimos. las neuronas se activan en completa sincronía solamente en segundos para procesar la información que se ha recolectado durante el día.

Los sueños también permiten que se manifieste nuestra intuición. Cuando desarrollamos la capacidad de controlar nuestros sueños (un fenómeno conocido como sueños lúcidos) podemos utilizar nuestros sueños para la creatividad, el desarrollar nuestra capacidad intuitiva, el contestarnos preguntas y el practicar vivencias que podemos traer al mundo consensual cuando estamos despiertos.

Típicamente en nuestro cerebro los ciclos de sueño más largos suelen ser de aproximadamente media hora. Sin embargo dentro del mundo de nuestros sueños el tiempo es subjetivo y cambiante. Un sueño puede parecer que dura desde minutos hasta años durante el desarrollo de un sueño particular. EL sueño puede manifestarse como una película en la cual se salta de un evento a otro.

Algunas personas dicen que nunca sueñan. Esto es falso. Simplemente es que no  recuerdan sus sueños. Todos soñamos, pues el estado del cerebro asociado con los sueños es necesario para seguir viviendo. Pero no todos nos recordamos de nuestros sueños. La mayor parte de la gente no duerme lo suficiente para entrar en los períodos de sueño largos pues la mayoría de la población duerme menos de lo que debería dormir.  Otros factores como medicamentos y substancias también afectarían nuestra capacidad de recordar nuestros sueños.

Nuestros cerebros tiene mecanismos que hace que se nos olviden nuestros sueños pronto después de despertarnos, pues se desactivan los centros cerebrales asociados al sueño y se activan las estructuras cerebrales que usamos en nuestro vivir diario para pensar, sentir y movernos en el mundo. También se entiende que “borramos” nuestros  sueños para que el material de nuestros sueños no se filtre a nuestra realidad consensual. ¿Alguna vez seguramente os habéis preguntado si lo que acabáis de recordar fue algo que te pasó o fue un sueño? Para que no  pase esto constantemente es que se estima que olvidamos nuestros sueños. (Dr. Douglas Romero, Psiquiatra)

Soñar es una actividad fascinante que nos ocurre noche tras noche y sobre la cual existen muchos estudios científicos y teorías al respecto.

La primera opinión fue la de S. Freud que cuenta que los sueños expresan los deseos más prohibitivos de la persona y buscan satisfacer  esos deseos.

Los sueños son la principal vía por la que el inconsciente se expresa y satisface deseos, aunque a veces no nos lo parezca, cuando son sueños aterradores, inquietantes o pesadillas. Son mensajes en clave que hay que descifrar.

Cuando soñamos nuestro cerebro intenta solucionar los problemas que nos ocupan durante el día, pudiendo ser un reflejo tal cual o algo simbólico de lo que ocupa nuestra mente, de nuestros miedos, de nuestros deseos. De ahí vienen a veces las pesadillas.

Estudios más recientes detallan que los sueños son porciones de memoria del día anterior que nos ayudan a recordar y no olvidar, a retener todo lo aprendido.

Otra teoría defiende que los sueños son una especie de “almacenamiento temporal” de la conciencia, recuerdos que están ahí justo antes de pasar de la memoria de corto plazo a la memoria a largo plazo. Serían un “flash” antes de la foto.

La teoría del médico e investigadora Deirdre Barret, sugiere que los sueños son cómo un teatro en el que somos capaces de resolver problemas con mayor eficacia que cuando estamos despiertos. Que es otra forma del pensamiento, es un estado diferente al que tenemos cuando estamos despiertos. Aunque estemos soñando seguimos trabajando para resolver los mismos problemas que nos inquietan cuando estamos despiertos. Todos somos conocedores del dicho “consúltalo con la almohada”.

El color de los sueños depende del estado de ánimo que tengamos en cada momento. Es posible soñar de forma muy detallada incluyendo el color y otras de manera muy simple y en blanco y negro
El color de los sueños depende del estado de ánimo que tengamos en cada momento. Es posible soñar de forma muy detallada incluyendo el color y otras de manera muy simple y en blanco y negro.

Cuando soñamos, concretamente en la fase REM del sueño, las sustancias químicas generadoras de estrés dejan de producirse y el cerebro procesa las experiencias emocionales del día a la vez que suaviza los recuerdos negativos o dolorosos, tal y como concluía recientemente un estudio neurocientífico de la Universidad de California en Berkeley.

Lo que hueles mientras duermes afecta al contenido de tus sueños. A esa conclusión llegaron científicos alemanes en un estudio presentado ante la Academia Americana de Otorrinolaringología. Comparando los efectos de oler a rosas y respirar el hedor de huevos podridos mientras dormimos, los investigadores comprobaron que el tono emocional de los sueños es positivo en el primero de los casos y negativo cuando el olor resulta desagradable.

Existen algunas teorías más al respecto pero la verdad es que todavía no sabemos cuál es exactamente la naturaleza y la función de los sueños en el ser humano

.Lo que está demostrado es que soñamos cada noche aunque muchas veces no nos acordemos, la duración de los sueños puede variar. Mientras dormimos pasamos por una serie de fases alternas de sueño intermedio. Dentro de estas fases, una de las intermedias, llamada REM (movimiento rápido de ojos), nuestra actividad cerebral es máxima y es ahí donde los sueños son más intensos y sucede en el último tramo del sueño. Durante la noche tenemos varios sueños que pueden durar hasta veinte minutos.

Que sepáis que es necesario e imprescindible soñar. Se ha demostrado que la ausencia de sueños conduce al individuo a alteraciones mentales.

Así que ya sabéis es imposible no soñar, no dudéis de la riqueza de vuestra imaginación y no dudéis, hay sueños que terminan por cumplirse, no los perdáis de vista mientras los perseguís.

Un hombre que no se alimenta de sus sueños envejece pronto. (W.Shakespeare)
Un hombre que no se alimenta de sus sueños envejece pronto. (W.Shakespeare)

 

Si es bueno Vivir, todavía es mejor Soñar y lo mejor de todo Despertar…….A soñar….!!!

 

 

 

Consejos para madrugar y levantarnos con buen pie

Madrugar y levantarse con buen pie
Madrugar y levantarse con buen pie

Madrugar influye de forma muy positiva en el estado mental. Madrugar influye en nuestra satisfacción vital, autoestima y felicidad. Sin embargo es elevado el número de personas que les cuesta mucho madrugar y todavía más levantarse con una sonrisa y recibir el día con buen ánimo.

Para muchos la hora de sonar el despertador es frustrante, se desea seguir en la cama y el típico “otro ratito más” es muy común, apuramos hasta la hora límite para levantarnos de un salto de la cama y apurarnos en todos los quehaceres medio dormidos y con desgana. El resultado  es que empezamos el día con mal pie.

Los expertos dicen que terminaremos bien un día según la actitud con la que lo empecemos.

Existen técnicas que transformadas en hábitos pueden ayudarnos a que el descanso sea mejor a madrugar y a levantarnos de la cama sin sueño de forma plácida y relajada.

Vamos con esas técnicas o trucos:

Si empezamos planificando la noche anterior las tareas del día siguiente nos ayudará a levantarnos más predispuestos a comenzar la mañana sin prisas, cosas como organizar nuestro vestuario del día siguiente y el de los niños si los hubiera, organizar papeles que necesitemos la próxima jornada, las llaves, mochila de los niños…etc…es un ejemplo de tareas que podemos dejar ya preparadas la noche anterior.

Para despertarnos mejor que nuestro despertador sea algo agradable, no sonidos que nos asusten y malhumoren, puede ser un sonido inicialmente suave y melodioso para ir subiendo poco a poco el volumen. Despertarnos con música, alguna canción que nos guste o algún sonido de la naturaleza como el agua, las olas, el viento, la lluvia, cantos de pájaros…….nos transmitirá todos buenas vibraciones .

Si nos acostumbramos  además a poner el despertador siempre a la misma hora facilitará el que nuestro reloj biológico se habitúe a esa rutina y acabaremos despertando sin necesidad de despertador.

Es el momento entonces de desperezarse, poco a poco nos estiramos como un gato que es un verdadero maestro en este arte, así activamos el cuerpo, este gesto placentero nos libera de tensiones y nos aporta bienestar. Hacemos unas respiraciones profundas llenando nuestro abdomen de aire y lo exhalándolo poco a poco, esto nos cargará de energía.

No es necesario levantarse inmediatamente, nos tomamos unos minutos más para  para unos pensamientos gratificantes, por ejemplo  el placer de la ducha que vamos a dar, el desayuno tan apetitoso que nos vamos a tomar, traer a nuestra memoria el aroma del perfume que nos vamos a poner. Existen cantidad de momentos agradables que muchas veces no los sabemos valorar.

También existe algo muy poderoso para ilusionarnos y motivarnos a madrugar y levantarnos, es ese sueño que estamos persiguiendo y que vamos a tener la oportunidad de correr ese día tras él.

  • Está demostrado que nuestro cerebro no se acaba de despertar hasta pasados 30 o 45 minutos desde que nos levantamos, este proceso lo podemos hacer más corto y de la mejor manera de diversas formas.

Beber un vaso de agua al levantarse debería ser un gesto cotidiano, nos hidrata después de varias horas sin hacerlo.

Madrugar y hacer unos minutos de caminata sería lo ideal, en muchos casos no será posible y se puede sustituir con unos ejercicios de estiramientos y abdominales  que ayudaran a los músculos a entrar en acción.

Una ducha alternando temperaturas de agua para acabar con agua fría nos estimulará y revitalizará al incrementar el ritmo sanguíneo y el cuerpo ya empezará a notar los beneficios de madrugar.  Lo recomendado es un baño caliente por la noche, antes de irse a dormir si tenemos problemas de sueño. Por la mañana el agua caliente haría el efecto contrario a lo que nuestro cuerpo necesita, nos invadirá un estado de sopor y reposo. Este hábito no se suele tener y las ventajas superan a lo desagradable que pueda parecer, si aguantamos unos segundos tan sólo al acabar el agua fría sería suficiente y si lo acompañamos además tatareando alguna canción, silbamos, reímos , damos unas palmadas  y hasta movemos un poco el esqueleto, disfrutaremos de  un subidón de optimismo.

Momentos agradables al levantarnos
Momentos agradables al levantarnos

Un momento importante es el del desayuno, mientras lo hacemos podemos ventilar el dormitorio y airear el colchón y la almohada que han estado toda la noche soportando la transpiración de nuestro cuerpo. No olvidarse de darse un buen homenaje en esta comida que es considerada la más importante del día, el madrugar nos permitirá preparar algo apetitoso y placentero a la vez que energético para tener combustible suficiente hasta la próxima comida. Se debe tomar con calma y dándonos un tiempo para disfrutarlo de manera relajante. Nada de café y listo….el cuerpo necesita de fibra, proteína y algo de fruta.

Madruga y desayuna saludable
Madruga y desayuna saludable

Estas pautas harán que madrugar se convierta en un hábito atractivo  y que salgamos de casa con una buena actitud, el día está para disfrutar de su camino y cada paso. Se vivirán sin duda cosas maravillosas, también existirán las no tan maravillosas pero  esas las vamos a recibir con buen talante. Todo se puede ver de muchas maneras.

Un buen despertar comienza con un buen sueño y para que ese sueño sea reparador, saludable,  y nos prepare para enfrentarnos a la aventura del nuevo día necesitamos un Sistema de descanso adecuado, todo lo que hemos dicho sobra si no nos levantamos descansados y regenerados.

blog-Race-00

El sueño es el principal causante de nuestro bienestar al día siguiente, de él depende en gran parte  que nos levantemos con buen pie.

Rendimiento deportivo y Descanso

 

Club Baloncesto Bembibre, un equipo local, nos ha demostrado que los sueños a veces se hacen realidad, en 1ª división jugando.
Club Baloncesto Bembibre, un equipo local, nos ha demostrado que los sueños a veces se hacen realidad, en 1ª división jugando.

 

Rendimiento deportivo y descanso:

Cuando hablamos de deporte automáticamente lo relacionamos con actividad física, cansancio, dar todo de uno mismo, Encontramos consejos sobre cuál debe ser la alimentación de un deportista para beneficiar su rendimiento deportivo, sobre como llevar a cabo el entrenamiento para que ese rendimiento deportivo sea el mejor, incluso, qué indumentaria debe ser las más adecuada para no interferir y ayudar su rendimiento deportivo, pero ¿Por qué nunca pensamos en DESCANSO antes y después de practicar deporte? Sin duda, está directamente relacionado con esta disciplina, ya que de no descansar adecuadamente, no se podría alcanzar un pleno rendimiento deportivo.

Dormir es la actividad más importante que realizamos a lo largo de la vida. Si llegamos a los 90 años habremos dormido 30 años. Dormimos 30 años para poder estar 60 despiertos. Mientras dormimos el cuerpo se recarga de energía se regenera y nos preparamos para afrontar la actividad del día siguiente. Un buen periodo de sueño nos permitirá superarnos día a día en nuestros entrenamientos. Durante el sueño suceden circunstancias cruciales para el cuerpo humano.

Muchas veces erróneamente se asocia solo el duro entrenamiento con la mejoría del rendimiento deportivo y tenemos la idea de que solo entrenando los resultados son mejores, Ese es un error , entrenar es adaptar al organismo para que de respuestas mejores y eso requiere no solo  horas de entrenamiento fuerte sino también de  momentos de recuperación, de descanso que nos permiten adaptarnos más rápido al entrenamiento.

Tenemos grandes deportistas también en el ciclismo
Tenemos grandes deportistas también en el ciclismo

El deportista que le da a su cuerpo el descanso preciso y necesario es el que logra un buen rendimiento deportivo y  los mejores resultados.

La relación entre el sueño y la recuperación tras el deporte en atletas de élite se ha convertido en un tema de gran interés porque la creciente evidencia científica confirma la relación entre los factores del sueño, los procesos cognitivos y la función metabólica..

En un deportista de alto nivel, el sistema nervioso central controla todos los aspectos del potencial de rendimiento. Cuando el deportista no descansa lo suficiente en cantidad y calidad de sueño, diversos procesos sistémicos inmediatos causan un deterioro significativo del rendimiento físico.

En primer lugar, el sistema nervioso central y el cerebro se ven comprometidos en su capacidad para transmitir los impulsos a los músculos. Este proceso incluye la velocidad de transmisión de dichos impulsos, así como el tiempo de reacción y reflejo.

En segundo lugar, los pensamientos, o procesos funcionales cognitivos del cerebro se alteran enormemente. El procesamiento, evaluación, determinación, concentración, seguimiento visual se ven comprometidos.

El sueño se utiliza ya como un factor predictivo del rendimiento físico, es un taller de reparación física y psíquica.

Los nadadores de la Universidad de Stanfort participaron en un estudio, donde aumentaron sus horas de sueño hasta las 10 diarias durante 7 semanas. En sus resultados, los nadadores ganaron en velocidad y en el ritmo de brazadas y patadas, conjuntamente con otros estudios, en diferentes deportes, los atletas pueden beneficiarse mucho de dormir un poco más y así obtener ventaja competitiva para conseguir un rendimiento deportivo al más alto nivel.

Con lo cual queda demostrado que “el descanso puede jugar un papel decisivo en el descenso del rendimiento deportivo si no se realiza en las condiciones adecuadas de Calidad y Cantidad del mismo».

“Si vas a entrenar muy, muy duro…por supuesto debes descansar muy. Muy duro”

Nuestro más reciente triunfo deportivo: Javier Fernández, oro en el mundial de Boston en patinaje sobre hielo. Vaya nuestro reconocimiento a todos los deportistas de las diferentes disciplinas.

Y los triunfos no sólo se consiguen en el campo de juego, el descanso forma parte del entrenamiento y dormir bien es una victoria segura para nuestro cuerpo , tengamos presente que el equipo de descanso colchón, base y almohada juega un papel primordial en ello.  Hay que tener en cuenta que lo importante no es dormir en sí, sino que ese descanso sea reparador. Un colchón adecuado a las características físicas de cada uno es necesario para una buena regeneración física y mental, invertir en descanso es invertir directamente en salud y debemos ser responsables con ello.

Los expertos recomiendan que se realice algún tipo de deporte de forma diaria y que se evite el sedentarismo. Si esta práctica la acompañamos de un buen descanso  el cuerpo se reparará del desgaste y  se regenerará, se conseguirá ganar en  salud y calidad de vida.

(Algunos comentarios pertenecen a un estudio de  Sergio Hijazo, con base en numerosa bibliografía, para Pikolin).

 

Lo que quita el sueño a las mujeres

 

El sueño de las mujeres
El sueño de las mujeres

Lo que quita el sueño de las mujeres es el tema que vamos a exponer hoy.

Las mujeres son más propensas a padecer trastornos del sueño que los hombres. Se ha demostrado que las mujeres que sufren de insomnio son el doble que el número de hombres, sin embargo también son capaces de dormir mucho más profundamente.

Existen factores biológicos y físicos que propician estas alteraciones en el sueño de las mujeres. Los culpables en gran medida son las hormonas sexuales: La Progesterona y los Estrógenos. Es por esto que los patrones del sueño se alteran a lo largo del ciclo menstrual, el embarazo y la menopausia.

Hasta la pubertad chicas y chicos tienen un dormir placentero y reparador pero al llegar la adolescencia los ritmos empiezan a cambiar en el sexo femenino, el sueño de las mujeres empieza a verse afectado, el ciclo menstrual es el mayor culpable de ello. En el periodo que va desde la ovulación a la menstruación aumentan los despertares nocturnos, se estás menos tiempo en la fase REM o sueño profundo y se tiene mayor dificultad para conciliar el sueño. Esto es debido a los niveles de estrógenos y el malestar se repite mes tras mes.

¿Cómo afectan las hormonas, los estrógenos y Progesterona a la calidad de el sueño de las mujeres?

blog-que-le-quita-el-sueno-a-las-mujeres-02

Las hormonas tienen una función reguladora del equilibrio orgánico en múltiples aspectos del cuerpo y la mente. Por lo que los problemas hormonales pueden presentarse en diferentes aspectos físicos, mentales o emocionales.

Los Estrógenos aportan vitalidad física, psicológica y sexual. La progesterona tiene propiedades somníferas, anestésicas y ansiolíticas. Analizando sus propiedades es totalmente lógico que la disminución de los niveles de Progesterona provoque una alteración en el  sueño de las mujeres.

En el embarazo se calcula que un 70% de la mujeres sufre algún tipo de trastorno de sueño, esto es debido al aumento del “cortisol”, una hormona asociada al estrés, así lo indica un estudio elaborado por el “Complejo Hospitalario de Pontevedra”  y publicado en la revista de “Neurología”. También los diferentes cambios físicos que sufre no favorece el encontrar una postura cómoda que ayude a un sueño de calidad.

En el período de la Menopausia la mujer sufre una disminución del “estradiol” circulante y de la testosterona y un incremento en las hormonas foliculoestimulantes y luteinizantes, hormonas asociadas a cambios como los trastornos de sueño.

 

La depresión es un padecimiento que de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, sufre con mayor frecuencia también la mujer y uno de los síntomas más frecuentes es el insomnio. El insomnio sepamos que es la dificultad para conciliar el sueño, permanecer dormido durante la noche o despertarse demasiado pronto.

La experiencia de la maternidad habitualmente viene acompañada también de trastornos en el ritmo en el sueño de las mujeres, la llegada del bebe marca nuevos horarios, la lactancia materna y madres que nunca abandonan su vigilancia son algunas de las causas.

La doctora Mireia Pascual de la prestigiosa clínica del sueño Estivil, señala también que el ritmo de la vida actual y la carga de responsabilidades, hacen que la mujer actual altere su hábito de sueño, con las implicaciones que esto conlleva en la salud, rendimiento laboral y estado de ánimo.

Una buena fórmula para evitar este problema es incorporar en la rutina diaria una dosis de ejercicio, la actividad física reduce el Cortisol y disminuye el estrés, con lo que el sueño de las mujeres mejorará y podrán descansar mejor.