El dormitorio infantil según El Método Montessori

La cama: elemento central de la decoración

El Método Montessori fue desarrollado por María Montessori una educadora y médico italiana, es un método educativo alternativo con óptimos resultados en el aprendizaje, el cual tiene cada vez más adeptos. Este modelo de educación tiene muchos seguidores entre padres, profesores y educadores. Se utiliza actualmente en guarderías  y escuelas para decorar y estimular la educación infantil.

Ante la llegada de un niño, los padres comienzan a pensar y hacer planes para preparar el dormitorio infantil, elegir los muebles y decoración de su dormitorio es una de las cosas más emocionantes y emotivas del periodo de espera.

El Método Montessori contiene elementos de aprendizaje que se pueden aplicar a la hora de preparar el dormitorio infantil. La atmósfera que rodea al niño es un profesor más.  Su autonomía, sus propios límites y su curiosidad determinan el aprendizaje del niño.

Simplicidad, belleza,  orden, autonomía, libertad y accesibilidad estas son las pautas que debe seguir la decoración infantil según el método Montessori.

Según este método, así debemos decorar el dormitorio infantil de nuestros hijos para ayudarles a desarrollar todo su potencial y que se convierta en un adulto libre e independiente:

Los colores: Tener presente que los colores cálidos y neutros invitan a la relajación y el descanso, pinta las paredes con estos colores.

 El suelo: Montessori dice que el mejor lugar para jugar el niño es el suelo. Es en el suelo donde se desarrolla gran parte de este método de aprendizaje, será allí donde el niño juegue, lea, se mueva, por eso ha de ser cálido y estar libre de obstáculos, con El Método Montessori, el niño puede andar descalzo libremente y esto facilitará esta actividad. La habitación debe estar despejada de objetos, en este caso menos es más, esto les permitirá el movimiento y la actividad y además el exceso de estímulos visuales hacen que los niños se distraigan con facilidad y el aprendizaje sería más lento. Imprescindible pues colocar los muebles básicos para así dejar el máximo de espacio libre en el suelo para jugar. Una alfombra ayudará a dar calidez al suelo.

Un espejo y barra: Es recomendable tener un espejo irrompible a la altura del niño lo que le permitirá una observación personal y el descubrimiento de su cuerpo. Una barra para levantarse, y desplazarse a lo largo de la pared, generalmente colocada frente al espejo (como las barras de ballet).

Los muebles y piezas de mobiliario tienen que ser sencillos, sin puertas ni cajones, para que el peque pueda localizar, ver y alcanzar sus cosas con facilidad. Todos diseñados  a escala de los niños, adecuados a su altura. Se pueden sustituir los cajones por cestas o cajas para contener aquellos elementos pequeños que pueden dispersarse con facilidad (bloques de construcción, por ejempol).

El niño tiene que tener un espacio también donde tenga sus juegos y actividades. Lo más recomendado para ello es una estantería a su altura que puede ir subiendo a medida que el niño crece, en la estantería se le pueden clasificar los juguetes por temáticas, como cuentos, peluches, cochecitos…etc .

Es importante el orden, que no reine el caos, para ello nos podemos ayudar con cajas, contenedores, cestas…que ayuden al niño a saber donde se guarda cada tipo de juguete y que estén a su alcance. Pocas cosas y todas en su orden de clasificación. Se pueden ir rotando libros y juguetes cada cierto tiempo.

El elemento central de la decoración en el dormitorio infantil según El Método Montessori es la cama. Las camas deben estar en el suelo o ser lo suficientemente bajas para que los niños puedan subir y bajar de ella sin ayuda. Esto proporciona autonomía al niño El espacio debe adaptarse a la edad y tamaño del niño, y no al revés.

Como la parte alta quedará libre de mobiliario se pueden poner láminas ilustradas de la naturaleza, animales o paisajes. La naturaleza es una pieza clave para el desarrollo del niño a nivel físico, social y psicológico. La escuela no es el único lugar donde los niños desarrollen su crecimiento y conocimiento. También en casa y, por supuesto, su habitación debe invitarlos a crecer de manera autónoma y libre.

Decorar el dormitorio infantil según El Método Montessori tiene muchas ventajas:

-El niño se vuelve más autónomo e independiente.

– Le brinda libertad para desarrollar su creatividad.

– el aprendizaje es más rápido y se adapta fácilmente a diferentes ambientes.

– Contribuye al desarrollo integral del niño.

– El niño es protagonista de su propio aprendizaje.

-El aprendizaje del niño se da a su propio ritmo.

– La pedagogía de Montessori ve al niño como un ser completo en lugar de como un niño indefenso.

Así acabamos nuestro artículo dedicado a nuestros pequeños…con la reflexión de que sin duda todos los padres desean lo mejor para los niños, es una verdad universal. La clave está en… ¿que es lo mejor para nuestros niños… ? La clave está en ayudarles a crecer y aprender, buen principio para favorecer la madurez y felicidad de nuestros hijos


¡SUSCRIBETE A NUESTRO BOLETÍN Y CONSIGUE OFERTAS!

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad