Dormir la siesta, un placer

Dormir la siesta
Dormir la siesta

 

El placer de dormir la siesta: Vamos a convenceros con el tema que vamos a tratar hoy de que no todos los placeres engordan o son pecado.

Siempre es un momento deseado el rato de dormir la siesta pero al llegar la primavera  y los calores, esta tradición española de dormir la siesta se convierte en un placer y casi una necesidad.

Esta costumbre tan latina  ha sido muy criticada desde el exterior, que por cierto, pocos trabajadores españoles tienen tiempo de practicarla y es curioso que los países orientales como China y Japón fueron los pioneros en aplicar el dormir la siesta en medio de la jornada laboral, como una manera de incrementar la productividad y se practica en países como India, países  del sur de Europa e Hispanoamericanos.

Lo cierto es que dormir la siesta es una de las costumbres más saludables que existen, siempre que se haga bien. Esa somnolencia casi irresistible de dar una cabezadita tiene una explicación biológica, es una consecuencia natural del descenso de la sangre después de la comida, desde el Sistema Nervioso al Sistema digestivo, lo cual provoca somnolencia.

Dormir la siesta nos recarga de energías para poder seguir la rutina del día de forma más productiva. Muchas personas no la practican y la ven con malos ojos, como una pérdida de tiempo, algo propio de los niños o de la vagancia. Tenemos que aclarar que no es así, que además de reponer energías, la siesta nos aporta muchos beneficios psicológicos que se desconocen.

Entre los beneficios que nos regala dormir la siesta tenemos:

-Una mejora de memoria: todo lo aprendido en la 1ª parte de la jornada se consolida mejor en la mente. Es por esto que las personas que tienen problemas de sueño experimentan dificultad para recordar.

– Incrementa la capacidad para aprender. Al descansar la mente durante la siesta nuestro cerebro está en mejor disposición de aprender al despertarse.

– Nos ayuda a trabajar mejor. Tras la jornada de mañana, sin duda, el cansancio ya empieza a notarse y el rendimiento se ve reducido, se piensa más lento. Al no llegar a entrar en la fase REM o sueño profundo se benefician más las partes del cerebro relacionadas con la creatividad, la capacidad de concentración, imaginación, intuición.

– Mejora la capacidad ante el estado de alerta, es mucho más efectiva que la cafeína, esto reduce los errores en el trabajo y aumenta el rendimiento y la productividad. Se ha demostrado que al dormir la siesta se está en la misma disposición de trabajo que en la primera parte del día.

– Reduce el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

– Aumenta la percepción sensorial tan eficazmente como una noche de sueño.

Dormir la siesta mejora el estado de ánimo, al dormir nuestro cerebro segrega serotonina que nos da bienestar reduciendo el estrés, la ansiedad y el cansancio.

– En los niños, la siesta mejora su desarrollo neurológico. Cuando dormimos el cerebro sigue activo mediante los sueños.

 

dormir la siesta en los niños
dormir la siesta en los niños

– En las personas mayores todos estos beneficios que hemos mencionado les proporcionan una mejor calidad de vida y un aumento de la longevidad.

– Otro motivo para disfrutar de la siesta es que previene el envejecimiento y alarga la vida, su efecto reparador es capaz de combatir los radicales libres, nos ayuda a mantener una belleza natural y sana, la piel se muestra más luminosa y fresca.

– Es buena también para nuestra salud psíquica, especialmente porque nos ayuda a mantenernos en buen humor y positivos.

Para que la siesta sea efectiva en sus fines hay que seguir unas recomendaciones:

  • Debe ser corta, lo recomendable es dedicarle entre 10 y 30 minutos, este tiempo es el ideal, después de este tiempo el cerebro entra en la fase de sueño profundo y al ser interrumpido nos provoca irritabilidad, ese mal humor que muchos acusan después de ella y además estaríamos dañando el patrón de sueño de la noche.
  • Siendo lo recomendable ese tiempo también es aconsejable atender al reloj biológico, cada uno debe prestar atención a las peticiones de su reloj corporal.

Si por los motivos que fuesen no se pudiera dedicar este tiempo se pueden cerrar los ojos, relajar los músculos, respirar lenta y profundamente y se encontrará una sensación de bienestar y se disipará el estrés, ese que a veces nos bloquea. Es la clásica cabezadita.

Esta costumbre tan española la han implementado en diferentes empresas del mundo como son Google, Yahoo, Nike, The New York Times, Deloitte, BMW, Coca Cola e inclusive La Nasa para que sus empleados rindan más. Estas empresas que han adoptado la cultura de la siesta han habilitado sillones, incluso camas donde descansar un rato.

En España la empresa MRW, pionera en implantar política de mejora laboral para sus trabajadores, ya han instalado unos sillones de relax en la zona del gimnasio y los que lo utilizan aseguran que se incorporan mejor al trabajo de la tarde.

Queda claro con todo esto que la siesta no es una pérdida de tiempo propia de perezosos, romper la rutina diaria es una inversión en salud y productividad de gente que quiere ser dinámica y productiva.

Existen personajes famosos a lo largo de la historia que han disfrutado de esta vieja tradición  a pesar de tener vidas muy ocupadas….Winston Churchill, Thomas Edison, John F. Kennedy  .

  • Terminamos diciendo que no hay mejor taza de café que una buena siesta y recordar, sueño largo por la noche y siesta corta durante el día.

 

¡SUSCRIBETE A NUESTRO BOLETÍN Y CONSIGUE OFERTAS!

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad