Trucos para el mantenimento y limpieza del Colchón

Es cuestión de salud tener higiénico el colchón
Es cuestión de salud tener higiénico el colchón

Cuando adquirimos un nuevo colchón tenemos que informarnos de una serie de normas a seguir para un perfecto mantenimiento. Con ello evitaremos el mal uso de él, mantendremos las cualidades iniciales durante más tiempo y su higiene será más óptima.

Nuestro cuerpo pasa muchas horas en contacto con el colchón por lo que debemos prestar una buena atención a su limpieza y cuidado.

Desde ColchonVip lo primero que recomendamos es que al estrenar el colchón le protejamos, ya con una funda o cubre colchón, la cual podemos lavar a menudo, de esta manera, ni las sábanas ni nuestro cuerpo estarán en contacto con elementos nocivos que se producen con el sudor y el polvo cómo son los ácaros, además el colchón se mantendrá con sus cualidades de higiene durante más tiempo.

Las sábanas también es recomendable cambiarlas con asiduidad y se evitaran el cúmulo de suciedad y olores.

Es necesario girar y voltear el colchón periódicamente.

No usar nunca la vaporeta la humedad causará proliferación de hongos en el interior del colchón.

Ventilar: es fundamental airear el colchón en posición vertical cerca de una ventana cómo mínimo 1 vez al año.
Los de látex más a menudo.

Aspirar: Se debe aspirar el colchón periódicamente por ambos lados 1 vez al mes cómo mínimo, con esto evitaremos que el polvo tenga acceso fácilmente al interior del colchón.

Trucos para eliminar manchas.

La limpieza periódica del colchón es una prioridad
La limpieza periódica del colchón es una prioridad

Aun teniendo estas precauciones algunas veces nos encontramos con el percance de alguna mancha que ha llegado al colchón. Es imprescindible ponerse a la labor de eliminación lo antes posible, será mucho más sencillo su eliminación y evitaremos que penetre en el interior.

Antes de nada leer las instrucciones de la etiqueta del fabricante por si requiere un trato especial el material del colchón.´

En primer lugar aconsejamos secar la mancha todo lo posible con una toalla.

Mezclamos una mínima parte de agua con ¼ vaso de detergente en polvo hasta conseguir espuma abundante y con la espuma humedecemos una esponja o trapo evitando así que el agua penetre en el interior, del colchón, frotamos sobre la mancha con movimientos circulares. Secamos con un secador o ventilador en la posición de aire frío o ventilamos varias horas.

Colocamos vinagre blanco destilado en un atomizador y rociamos la mancha dejando actuar 5 minutos, espolvoreamos pequeñas dosis de bicarbonato sódico encima de la superficie a tratar dejando reposar hasta que deje de efervescer y se seque, a continuación aspiramos o cepillamos.

Humedecemos la mancha con vinagre y rociamos con ácido bórico en polvo, se frota con una esponja o trapo húmedo en movimientos circulares hasta conseguir que desaparezca, finalmente aspiramos.

Humedecer una esponja o trapo con agua oxigenada y frotar en movimientos circulares, esto suele ser efectivo con las manchas de sangre.

Si la mancha no ha desaparecido quiere decir que ya se ha internado en el colchón y esto es un problema ya que las bacterias y ácaros se reproducirán en el interior del colchón y pasará a ser una superficie de descanso no higiénica.

Eliminación de olores.

Es bueno para ello espolvorear la superficie con bicarbonato sódico y dejar reposar 10-12 horas para después pasar a aspirarlo.

Mezclamos 1/2 litro de agua con 1/2 de vinagre en un atomizador y rociamos toda la superficie, eliminaremos malos olores y el olor característico del vinagre desaparecerá a los dos días.

Si queremos que quede en el colchón un aroma fresco y agradable después de su limpieza añadimos unas gotas de aceites esenciales del aroma preferido.

¡SUSCRIBETE A NUESTRO BOLETÍN Y CONSIGUE OFERTAS!

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad