Colchones Relax

blog-sptop-colchonvip-familia

Relax es un Grupo Empresarial de gran tradición en la industria del Descanso. Su planta de producción de Zaragoza lleva más de 100 años diseñando, fabricando y comercializando Equipos de Descanso.

– Es un Empresa conocida por la innovación en productos de descanso. En su departamento de I+D+I desarrolla una política de investigación, desarrollo e innovación que se complementa con altos criterios de la calidad con la que Relax manifiesta su forma de entender la fabricación de sus productos.

– La calidad y la innovación siempre han sido premisas claves de esta empresa desde sus inicios. Una muestra de ello es que la mayoría de sus productos ha conseguido el Certificado «Símbolo de Calidad» de AIDIMA. este instituto aporta un sello de calidad en materias como durabilidad o ergonomia.

– Industrias Relax dispone de la factoría más moderna de Europa. En los años 50 fueron pioneros en el desarrollo y lanzamiento del colchón de muelles elástico. Desde mayo de 2006, Industrias Relax está Certificada por BVQ (Bureau Veritas Quality) en la Norma SA 8000:2001, siendo la primera empresa del sector en conseguir este reconocimiento.

– Con su avanzada tecnología de Muelles Ensacados ha conseguido crear piezas míticas en colchonería, destacadas por la calidad de sus materias primas y su confortabilidad. ¿A quién no le resulta familiar el colchón Magnum de Relax

– Siempre en continuo avance esta gran Fábrica ha incorporado en sus creaciones las últimas tecnologías en descanso, siendo conocida su apuesta por la cultura del descanso inspirada en la naturaleza. Comprometidos siempre con el medio ambiente. Ejemplo de ello es la utilización de materiales como: Soja, Viscosoja, AloeVera, ViscoBio, Lino, Algodón, Sedas, Cashmere, Natur-fibra. Buscando siempre un descanso más sano.

– En el siguiente vídeo podéis ver la fabricación de un Colchón Relax desde su fábrica en Zaragoza.

El Sindrome posvacacional

 

El temido síndrome posvacacional
El temido síndrome posvacacional

Septiembre es el mes por excelencia del “síndrome posvacacional”, no obstante también en el mes de Julio muchas personas disfrutan de vacaciones estivales. Cada año a final de esta etapa se produce un aumento de casos. El regreso de vacaciones está demostrado que puede provocar alteraciones tanto físicas como psíquicas: dolores musculares, sensación de apatía, irritabilidad, dificultad para concebir el sueño, cansancio, tristeza, alergias, afecciones respiratorias, oftalmológicas, ansiedad, depresión, disminución del rendimiento, palpitaciones, sudoración.

No se considera en si una enfermedad, más bien un proceso adaptativo a la vida laboral y a la rutina tras un período de largas vacaciones.

La capacidad de adaptación a nuevos horarios, obligaciones, rutinas de cada persona es un factor muy importante, no todo el mundo tiene el mismo grado de adaptación…
El síndrome posvacacional se manifiesta sobre todo en personas menores de 45 años y suele durar unos 10/15 días, aunque en muchos casos en 2/3 días se supera. En caso de que los síntomas se prolonguen en el tiempo es conveniente consultar al médico. Además del poder de adaptación de cada individuo interviene también el entorno laboral, la responsabilidad, la inexperiencia, etc.…. La forma de afrontar de cada persona supone una vuelta ilusionante o una autentico suplicio.

En sociedades donde el trabajo es considerado como algo propio del ser humano y enriquecedor, el síndrome posvacacional no existe. Tomar el trabajo como una actitud negativa, obligada y sacrificada, es la causa principal de este desarreglo, que en algunos casos llega a ser preocupante.

Es necesario llevar a la práctica una serie de pautas para poder hacerle frente o llegar a evitarlo.
– Es recomendable comenzar de forma gradual la vuelta a las rutinas, unos días antes reajustar poco a poco nuevos horarios de comidas y sueño de forma relajada.
– Comenzar las actividades de forma gradual, si puede ser volver unos días antes de acabar el periodo de vacaciones y disfrutar todavía de lo que quede de verano con salidas de ocio.
– Programar visitas con familiares y amigos e intercambiar vivencias del período vacacional.
– – El deporte ayuda también a generar estado de bienestar y apartar de nuestra mente sentimientos negativos.
– – Proponeros mantener una actitud positiva y alegre, esto ayuda enormemente.

No nos olvidemos que este síndrome posvacacional lo pueden sufrir también los niños. Tras la vuelta al colegio pueden padecer sentimientos de angustia y ansiedad por la vuelta a la rutina y la separación de sus padres. Necesitan que les prestemos una atención en este período, dedicándoles más tiempo y estimulándoles con pensamientos positivos, sin llegar a ser sobre protectores con ellos.

El “sindrome posvacacional depende de nuestra satisfacción con la vida, está en nosotros ponerle una solución”.

Mitos o realidad…¿La luna tiene influencia en nuestro sueño..???

luna-azul

Las leyendas y dichos sobre la influencia de la luna sobre nuestro sueño son muy antiguas. Existen evidencias científicas de que la luna perjudica el sueño de muchas personas. Con la luna llena las ondas delta en el electroencefalograma -un indicador del sueño profundo- se reducen un 30%, se tarde 5 minutos más en conciliar el sueño y se duerme en total 20 minutos menos.

Existen evidencias fiables de que el ritmo lunar puede modular la estructura del sueño en nuestra especie. Incluso cuando el individuo no ve la luna, ni siquiera conoce cual es la fase lunar de ese día, porque dormimos en el interior.

Los cambios producidos en el sueño durante la fase de luna llena podría explicarse por la variación de los ciclos hormonales circalunares, es decir, con unos 20 días de periodicidad. Una influencia que se atribuye a las hormonas femeninas, pero también afecta a la testosterona masculina..

La biología está llena de ritmos circadianos, nuestros ritmos circadianos nos hacen dormir y despertarnos, a partir de ahora habrá que hablar también de ritmos circalunares o de cerca de 29,5 días.

Los ciclos lunares y los comportamientos del sueño humano están conectados y la luna llena dificulta nuestro descanso y nos aleja de los brazos de Morfeo.

(Trabajos publicados por la revista “Biological Rhythm Research” y “Current Biology”)

Hoy viernes 31, se despide Julio con un fenómeno que no se repetirá hasta 2.018, tendremos una luna llena preciosa, la segunda en este mes, algo que no ocurre desde 1.999, a esto se le llama “luna azul”. El color azul por lo general no se da.
La Nasa ha comunicado que la luna de hoy será de color grisáceo. Si la climatología lo permite podremos disfrutar dos veces en este mes de una luna llena cautivadora.

¿Qué ocurre mientras dormimos….?????

blog-dormir-13

 

 

 

¿Qué ocurre mientras dormimos….?????

Seguramente os resulten curiosos algunos datos que os vamos a detallar. Aunque nuestro cuerpo este descansando, sigue realizando algunas tareas y a veces bastante extrañas. Nuestro cerebro también interviene en estos actos.
No preocuparse…son todas normales…!!!

-Se aumenta la producción de colágeno en la piel, proteína que le proporciona elasticidad.

– Crecemos. La hormona del crecimiento actúa por la noche. Por ello es necesario que el niño duerma adecuadamente.
– Se pueden sufrir espasmos, los músculos se contraen súbitamente.
– Mayor probabilidad de tener gas y expulsarlo.
– Los dientes rechinan debido al estrés o problemas de alineación de la mandíbula. Se llama bruxismo.
– Excitación. Los hombres tienen erecciones y las mujeres se sienten sexualmente estimuladas, esto se debe a sueños subidos de tono.
– Los ojos se mueven de un lado para otro aunque tengamos los párpados cerrados, no se sabe por qué exactamente.
– Los músculos se paralizan temporalmente, esto es lo que impide que actuemos los sueños.
– Gritos, algunas personas hablan solas o gritan.
– La presión arterial y ritmo cardíaco disminuye, mientras dormimos el cuerpo no tiene que bombear tanta sangre y trabaja más despacio.
– Se es más alto, los discos de la columna vertebral se abren y se hacen más grandes debido a que el peso del cuerpo no presiona sobre ellos.
– Se pierde peso, se pierde agua a través de sudar y respirando aire húmedo durante la noche. El cuerpo se desintoxica mientras se duerme de lo contrario retiene líquidos.
– La temperatura corporal baja, justo antes de dormirnos la temperatura empieza a disminuir.