En busca de la felicidad

Nunca dejes que nadie te diga que no puedes hacer algo. Ni siquiera yo, ¿vale? Si tienes un sueño, tienes que protegerlo. Las personas que no son capaces de hacer algo te dirán que tú tampoco puedes. Si quieres algo ve por ello y punto.
Nunca dejes que nadie te diga que no puedes hacer algo. Ni siquiera yo, ¿vale? Si tienes un sueño, tienes que protegerlo. Las personas que no son capaces de hacer algo te dirán que tú tampoco puedes. Si quieres algo ve por ello y punto.

Dormir y descansar son claves para nuestro bienestar y felicidad. Así nos lo han demostrado expertos de la facultad de medicina de Harvard que aseguran que no descansar lo suficiente puede llevarnos a tener niveles más bajos de optimismo. Así mismo desde el Centro de investigación de las Ciencias del Sueño, se ha demostrado que descansar bien está relacionado con tener mejor salud y  más felicidad.

Un tés de descanso que se ha realizado a 18.000 personas de 134 países señala que 2 de 3 personas quisieran tener más descanso y que los que descansan más de lo normal tienen un índice de bienestar mucho más alto que los de sus compañeros más ocupados.

Felicite Callard, socióloga de Gran Bretaña y una de las impulsoras de este estudio dice que la encuesta muestra que la capacidad de las personas para descansar y sus niveles de bienestar y felicidad están relacionados y que esto combate una habitual conexión entre el descanso y la pereza, términos que debemos diferenciar.

Este estudio también nos asegura la existencia de una relación entre el estilo de vida y la felicidad. Los hábitos o la ausencia de estos nos van a formar nuestra forma de ver el mundo.

El sueño es un período fisiológico de reposo que permite descansar al cuerpo y a la mente, sin duda cuerpo y mente se ven afectados cuando este es deficitario, en lo físico con trastornos metabólicos, genéticos, cardiovasculares, respiratorios…etc… y psicológicos como estrés, depresión, ansiedad…y una larga lista más.

Y es que solamente las personas que descansan lo suficiente se mantienen física y psicológicamente sanas.

Cuando física y psicológicamente nos encontramos bien estamos en un estado de bienestar y felicidad.

Esta parte de mi vida, este pequeño momento de mi vida lo llamo Felicidad
Esta parte de mi vida, este pequeño momento de mi vida lo llamo Felicidad

Es muy habitual oír el comentario o consejo de que hagamos o practiquemos lo que más nos guste y más felicidad nos proporcione. Nos puede hacer felices momentos puntuales como irnos de compras, planear unas vacaciones, determinadas sustancias o bebidas, pero en realidad son sentimientos momentáneos. La felicidad a largo plazo o duradera, bien cimentada, es mucho más que eso y necesitamos cultivarla.

Dormir, comer, hacer ejercicio, practicar alguna técnica de introspección como meditar, leer un buen libro, hacer ganchillo, practicar yoga, escalar, mantener un huerto, pasear, nadar, esquiar, en conclusión practicar alguna actividad que nos permita divagar simplemente, contemplar y meditar, harán mucho más por nosotros que la euforia pasajera o felicidad momentánea. (Nicolas Boullosa)

Si quieres ser feliz, debes descansar más. Tu cuerpo te lo agradecerá
Si quieres ser feliz, debes descansar más. Tu cuerpo te lo agradecerá

El descanso queda demostrado que es una de las actividades más importantes para el ser humano por el bienestar que nos aporta. Añade vida a la vida y de eso se trata …de vivir la vida.

Sin duda así es y una gran parte de esa vida la pasamos durmiendo, que no por estar dormidos dejamos de estar viviendo, de ahí que tengamos que dar al colchón, donde vamos a vivir 1/3 de nuestra existencia, la importancia que se merece como siempre os recordamos desde ColchonVip.

Cuidado con dormir demasiado en vacaciones

Dormir demasiado en vacaciones puede dañar nuestra salud cardiovascular
Dormir demasiado en vacaciones puede dañar nuestra salud cardiovascular

Llegando la época estival los hábitos y rutinas del quehacer diario se ven alterados en mayor o menor escala, cogemos costumbres menos beneficiosas para la salud, si hablamos del período vacacional entonces esto pasa a aumentar enormemente.

La mayor parte de nosotros aprovechamos las vacaciones para aumentar las horas de sueño como queriendo desquitarnos de esos deseos de dormir más en época de trabajo.

Dormir en exceso según la fundación Española del Corazón (FEC), aumenta 1,57 veces el riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular. Dormir poco es malo, pero dormir demasiado también. Debemos tener en cuenta el número de horas recomendadas para dormir, aunque las necesidades varían en cada persona dependiendo de la edad, salud, estado emocional entre otros.

Las horas recomendadas por edad serían:

Lactantes: de 12 a 14 horas

Escolares: entre 8 y 10 horas

Adolescentes: no menos de 8 horas

Adultos: entre 7 y 8 horas como mínimo.

Los ancianos necesitan menos, unas 6 horas.

Es recomendable no sobrepasar las horas recomendadas. Las horas de sueño deben ser respetadas aún en el período estival, en la época de vacaciones damos por sentado que va a existir cierta flexibilidad, conviene acostarse a horas razonables, sobre todo los niños, si existen días de trasnochar, procurar que estos no se conviertan en una rutina. Se puede disfrutar de las vacaciones sin descuidar la salud.

El dormir más horas de las recomendadas es un hábito que pone en riesgo la salud cardiovascular.

Si salís de vacaciones tener presente este consejo, no dormir más de 9 horas al día y aquellas personas que ya padecen problemas cardíacos, con más razón deben seguir su rutina de sueño, tomando su medicación de forma rigurosa, y además de llevar siempre un informe médico actualizado.

En vacaciones conviene además no cambiar demasiado nuestro ritmo de vida. No tendremos que madrugar para trabajar, pero si llevar cierto orden de horarios y actividades. No excederse en las comilonas, ni en los caprichos para el paladar como bebidas, helados, dulces, salados…etc.

Huir del sedentarismo, tiempo de ocio de calidad
Huir del sedentarismo, tiempo de ocio de calidad

Hacer algo de deporte, programar actividades que el resto del año no podéis realizar. Disfrutar de la familia y amigos. Disfrutar del ocio sin caer en el sedentarismo de vaguear en la cama o en el sofá. Administrar el tiempo de manera positiva.

¡Descansadas y saludables vacaciones…!!

 

 

La importancia del sueño en los niños

El niño crece mientras duerme
El niño crece mientras duerme

La importancia del sueño en los niños

La infancia es una etapa vital para el crecimiento, gran parte de este se produce durante las noches al ser el momento en el que se segrega la hormona del crecimiento (GH).

El volumen de hormona de el  crecimiento secretado durante un periodo de 24h es grande en los niños, alcanza cifras máximas durante la adolescencia, y después disminuye hasta sus valores más bajos durante la edad adulta.

La amplitud de los brotes de secreción es máxima por la noche, y el periodo más constante de secreción ocurre poco después del inicio del sueño profundo.

  • El sueño en los niños por tanto es fundamental ya que están en una etapa de crecimiento. Pero no sólo es importante por este motivo.
  • Mientras se duerme el cuerpo recupera energías y se enfrenta al nuevo día en mejor estado.
No dormir lo suficiente afecta al rendimiento escolar de los niños
No dormir lo suficiente afecta al rendimiento escolar de los niños
  • Dormir también es fundamental por los sueños. Mientras se sueña se procesan todos los acontecimientos del día, los niños asimilan y organizan lo visto y aprendido, maduran tanto física como psíquicamente e inician y ejercitan su independencia del mundo exterior y de sus padres….
  • El sueño en los niños influye en su rendimiento escolar  y es imprescindible para un bienestar psicológico. No dormir lo suficiente afecta a la memoria, creatividad y forma de enfrentarse el niño a las distintas situaciones diarias, esto influye en la relación del niño con el entorno. Al verse afectadas las habilidades sociales acabará teniendo problemas en su conducta o comportamiento, la autoestima de los pequeños puede verse afectada y se sentirán más tristes, de peor humor, irritables. Su bienestar psicológico se verá en peligro.
  • Es por esto que se debe de hacer todo lo posible por garantizar que el sueño en los niños cumpla con las horas recomendadas para su edad. A veces resulta complicado y ellos se muestran reticentes para irse a la cama, sobre todo en período estival con los días de largas horas de luz. Es importante desde temprana edad, establecer horarios, rutinas y tiempo de sueño regulares para los ellos, y ser firmes en su cumplimiento. Aunque a veces a los padres les resulte complicado por sus actividades, han de tener presente que el sueño en los niños es primordial para la salud, bienestar y éxito académico de sus hijos. Es equivalente a una buena alimentación, ejercicio, juegos y todas esas cosas que consideramos importantes inculcar en nuestros hijos. El sueño debe ser prioridad para toda la familia,  hay que poner al sueño al principio de esa lista de actividades y hacerles comprender a ellos lo importante que es el sueño para su correcto desarrollo.
El sueño es fundamentas en el niño para su correcto desarrollo físico y psicológico
El sueño es fundamentas en el niño para su correcto desarrollo físico y psicológico

Sin embargo el mayor problema de un sueño deficitario durante los 3 primeros años es que se ha demostrado  que ya no se puede recuperar. La evolución del niño se ve afectada durmiendo poco y aunque el sueño se normalice después, lo perdido por el camino, perdido queda y las posibilidades de que el niño sufra problemas de sueño el resto de su vida aumentan.

Según el doctor Diego García Borreguero, director del Instituto de Investigaciones del Sueñoel 60% de los niños en España no duerme las diez horas que se recomienda. Este doctor ha señalado la importancia que tiene que los niños se acuesten a una hora razonable para que su organismo pueda descansar lo suficiente. En España parece ser que la hora de acostar a los niños se ha retrasado una media de 30 minutos y esto afecta al sueño en los niños.

Por otra parte La Fundación del sueño de Estados Unidos establece que, durante su primer año de vida, los bebés necesitan dormir entre 12 y 18 horas diarias. Entre el año y los tres de edad, el tiempo de sueño recomendable es de 12 a 14 horas. Una hora de sueño menos (entre 11 y 13) es lo indicado para los niños de entre tres y cinco años, mientras que entre los cinco y los diez años, el lapso de sueño infantil se reduce a unas 10 u 11 horas. Para los adolescentes, es de unas nueve horas diarias y, para los adultos, cerca de ocho.

Con todo lo expuesto sólo queda relacionar el buen descanso con el colchón. Es responsabilidad de los padres garantizar los medios adecuados para el buen desarrollo de los hijos. Nuestros hijos van a pasar muchas horas creciendo en el colchón y este tiene que reunir unas características idóneas para que su columna adquiera la posición correcta y se desarrolle de forma adecuada para evitar dolencias futuras, así mismo el conseguir un descanso de calidad  va a estar muy relacionada con el colchón que hayamos elegido para él.

Para estas edades se recomiendan una superficie de descanso firme y adaptable, higiénico y duradero.

  • Firme y adaptable ya que es importante que mientras duerme el niño tenga la espalda lo más recta posible, hay que descartar colchones demasiado blandos o envolventes. Pero también hay que buscar el confort del pequeño y por eso recomendamos un colchón adaptable.
  • Higiénica, porque cada día es más habitual que los pequeños sean alérgicos a los ácaros.
  • Duradero, pues sencillamente porque son niños.

Por todo ello desde ColchonVip hemos pensado en esta gente menuda, que serán los adultos del futuro y tenemos colchones de cuna y juveniles diseñados específicamente para el mejor confort y salud de los pequeños.

Como siempre os decimos, os ayudaremos en la elección adecuada para cada uno.

Las mujeres necesitan dormir más que los hombres

Las mujeres necesitan dormir más que los hombres
Las mujeres necesitan dormir más que los hombres

Las mujeres necesitan dormir más que los hombres, la ciencia lo dice. Dormir es fundamental para la salud, sobre esto no existen dudas, El tiempo recomendado de sueño para los adultos está entre 7 y 9 horas, según la Fundación Nacional del Sueño de Estados Unidos.

¿Cuánto tiempo extra de sueño necesitan las mujeres ?

La ciencia nos ha revelado que las mujeres necesitan dormir más tiempo que los hombres. Un reciente  estudio del Centro de Investigación del sueño de la Universidad Loughborough en Inglaterra, dice que el sueño femenino requiere al menos 20 minutos más por noche que el de los hombres para recuperarse del cansancio diario y este no es el único estudio que llega a esta conclusión.

¿Por qué las mujeres necesitan dormir más?

El cerebro de las mujeres funciona de forma más compleja, tienden a llevar a cabo más tareas a la vez (John Lund / Getty, para La Vanguardia)
El cerebro de las mujeres funciona de forma más compleja, tienden a llevar a cabo más tareas a la vez (John Lund / Getty, para La Vanguardia)

La respuesta no está en que sean el mal llamado sexo débil, es algo muy diferente y más complicado. La clave está en el cerebro. Las mujeres son muy diferentes a los hombres, sus cerebros funcionan de forma distinta. El cerebro de las mujeres funciona de forma más compleja, se conecta de  manera diferente, ya que tiene más ramificaciones que son capaces de funcionar a la vez y tiene un mayor poder de concentración, de ahí que la mujer tienda a hacer distintas tareas al mismo tiempo, por lo que usan más partes del cerebro que los hombres, esto explica que las  mujeres necesitan dormir más, necesiten más tiempo para recuperarse del cansancio.

Según la Fundación Nacional del Sueño de estados Unidos, la calidad del sueño de las mujeres suele  menor que el de los hombres, es más ligero y más fácil de perturbar, experimentan más dificultad para conciliar el sueño y también para volver a dormirse, con lo cual es también un razonamiento para que las mujeres necesiten dormir más, necesiten más horas de descanso que el hombre.

La falta de descanso y horas de sueño, afecta mucho más la salud de las mujeres que la de los hombres.

Las mujeres que no duermen lo suficiente son más propensas a los efectos negativos de ello como puede ser la depresión, angustia…etc. Los hombres al contrario, la carencia de sueño no les provoca esos sentimientos, ellos duermen  por lo general.

Una posible excepción son los hombres que su jornada laboral les exige una toma de decisiones importantes a lo largo del día, su cerebro está rindiendo más y necesitará un mayor descanso que el promedio de 7-9 horas, aunque ni con este tipo de actividad supera las (8-9) horas que debe dormir una mujer.

El citado estudio asegura también que cuanto más use el cerebro una persona durante el día, más horas de sueño necesitará para recuperarse, de ahí que las mujeres necesitan dormir más.

No es, según esta investigación, el aspecto físico del esfuerzo diario el que condiciona las horas de sueño que necesitamos tanto como el psíquico o mental.

Es recomendable seguir los hábitos saludables para la conciliación  y calidad del sueño y darle la importancia que merece a los elementos de Descanso: Colchón, base y almohada.

Recordamos que en ColchonVip pueden encontrar asesores de descanso que le ayudarán a elegir el colchón más adecuado para cada persona.

Indudablemente, en ColchonVip pensamos que la venta de estos elementos tan directamente relacionados con la salud  tiene que estar en manos de profesionales del descanso, que no se dediquen  a la venta simplemente del colchón, que su interés en el bienestar del durmiente prime sobre todo lo demás. En ColchonVip le demostramos que nos preocupamos de ello.

Prohibidos comer para dormir mejor

 Prohibidos comer para dormir mejor

Los helados debemos evitarlos antes de ir a dormir
Los helados debemos evitarlos antes de ir a dormir

 Para conseguir dormir mejor la alimentación juega un importante papel. La comida se asocia directamente con la serotonina, hormona clave que, junto a la vitamina B6, B12 y el ácido fólico ayudan a tener un sueño reparador.

Existen ciertos alimentos que aunque el organismo los vea atractivos, lo correcto es prescindir de ellos a la hora de irnos a la cama  por su poder de dificultar el dormir mejor e interferir en un sueño saludable y un buen descanso.

Nuestros patrones de sueño se ven afectados por lo que comemos antes de irnos a la cama. Para favorecer dormir mejor debemos evitar los siguientes alimentos:

Helados: Se ha descubierto que el ingerir mucho azúcar provoca pesadillas. Contienen mucha grasa que se digiere muy lentamente. No es saludable este alimento antes de dormir.

Chocolates, café, te, refrescos de cola: por su contenido en cafeína dificultan dormir mejor, incluso se utilizan estos para el efecto contrario, mantenernos despiertos.

Apio: sus propiedades diuréticas pueden propiciar la necesidad de ir al baño interrumpiendo el sueño. Por lo mismo debemos evitar también la sandía.

La pasta: Los carbohidratos que contienen en gran dosis, se convierten en grasa. Además poseen un alto índice glucémico que aumenta los niveles de azúcar dificultando dormir mejor.

La pizza: es un alimento que por el contenido de sus ingredientes ralentiza la digestión y puede robarnos sueño.

Queso: Es un alimento con demasiada concentración de calorías para consumir en la noche.

Cereales industriales: Contienen azúcares refinados y carbohidratos que alteran los niveles de azúcar en sangre y afectan el sueño. Cuando deseemos cenar cereales es prudente evitar las variedades que contengan azúcares añadidos y optar por los cereales integrales con carbohidratos complejos, de esta forma dormir mejor será más sencillo.

Dulces y golosinas: Sus altos niveles de azúcar generan energía que acelera el organismo e influyen en la mala calidad del sueño.

Ajos y comida picante o muy especiada : Cuesta digerirlos y estimulan los sentidos provocando desarreglos en el sueño.

Carnes rojas: Las abundantes proteínas que contienen hacen de ellas un alimento difícil de digerir  y por consiguiente provocando un mal descanso.

Alimentos grasos: Cómo hamburguesas, fritos, embutidos…hacen muy lenta la digestión pudiendo provocar malestar que puede dificultar el sueño.

Algunas verduras: Como el Brócoli y la coliflor, estas verduras contienen triptófano, un aminoácido presente en las proteínas, que regula el sueño y que juega un papel importante en la producción de serotonina, la hormona del sueño y del bienestar pero también tienen un porcentaje alto de fibra que hace que sea difícil digerir mientras dormimos. Otros alimentos ricos en fibra también son el repollo, calabaza, salvado, legumbres, vegetales de hojas verdes como la lechuga.

Alimentos que dificultan dormir bien
Alimentos que dificultan dormir mejor

El agua: ¿Cómo puede ser malo beber agua antes de irnos a la cama?

No es que sea malo, pero provocará el despertarnos con la necesidad de ir al baño y el sueño vera disminuida su calidad.

Frutas ácidas: Cómo la naranja, frambuesa o tomates crudos nos pueden provocar acidez, inconveniente que afecta a conseguir dormir mejor.

Alcohol: Interfiere en un sueño reparador, excederse con el alcohol hará que tengamos un sueño interrumpido. Es cierto que las bebidas alcohólicas nos adormecen y puede que a algunas personas les provoquen un sueño rápido. Sin embargo, lo cierto es que el consumo de alcohol reduce la duración de la conocida fase REM, que es la fase del sueño en la cual el cuerpo se recupera y prepara para el nuevo día.

Añadiremos también que no comer nada en la hora de la cena no es en absoluto aconsejable y es un gran error. Es malo para la salud.

Comer mucho tampoco es nada bueno, al acostarnos se reducen las funciones vitales y la digestión es más lenta.

Es aconsejable también hacer la cena 2 o 3 horas antes de irnos a la cama.

Todo esto nos ayudará a conciliar mejor el sueño y que este sea más reparador en el transcurso de la noche.

El dicho popular  “desayunar cómo un príncipe, comer como un rey y cenar cómo un pobre” es muy sabio.