¿Se puede dormir bien con el trabajo nocturno?

Existen trabajos nocturnos necesarios para el bien de la sociedad
Existen trabajos nocturnos necesarios para el bien de la sociedad

¿Dormir bien es posible trabajando por la noche?

Los seres humanos somos en general diurnos, nuestro cuerpo está preparado para ello. Para dormir bien la actividad laboral debería realizarse durante el día para lograr una coincidencia entre actividad laboral y actividad físiológica. Sin embargo son muchos los trabajadores que prestan su servicio a la comunidad mientras el resto dormimos, personal sanitario, vigilantes de seguridad, policías…etc. El trabajo nocturno es necesario en muchos casos y con cambios de turnos en muchos de ellos.

Esto repercute en el organismo, lo ideal para dormir bien sería trabajar de día y dormir de noche. ¿Es capaz el cuerpo humano de acostumbrarse a trabajar por la noche, puede el hábito hacer que se adapte a ello y conseguir dormir bien?

La existencia de efectos negativos sobre la salud de los trabajadores es una realidad, los ritmos biológicos naturales programados para trabajar durante el día y descansar durante la noche se ven alterados, dormir bien tiene sus inconvenientes.

El ciclo de sueño –vigilia que se repite en nuestras vidas está regido por un “reloj biológico” interno que nos dicta cuando despertar y cuando dormir. A este ciclo se le denomina ciclo circadiano y abarca 24 horas y son los más afectados.

Estos ritmos biológicos coinciden con los estados de vigilia y sueño, siendo la mayoría de ellos más activos durante el día que durante la noche.

Los trabajadores nocturnos sufren inconvenientes para dormir bien
Los trabajadores nocturnos se ven afectados por los cambios del ritmo biológico

Al cambiar los ciclos sueño/vigilia, estos ritmos se desequilibran, pero recuperan la normalidad cuando se vuelve a un ciclo normal. Esto obliga a estos trabajadores a cambiar su ciclo normal de actividad-descanso, obligándole a ajustar sus funciones al periodo de actividad nocturna. Esto acarrea un cambio en las funciones corporales, que aumenta con el número de noches trabajadas, pero que no llega nunca a ser completo, mostrándose dificultades para conseguir dormir bien. Las alteraciones son debidas a la estabilidad de estos ritmos y a su dificultad para adaptarse a modificaciones externas. De hecho el cuerpo está sometido a una tensión continua en su intento de adaptarse al cambio de ritmo.

Sobre si es el cuerpo humano es capaz de acostumbrase a estos cambios, son muchos los estudios que se han llevado a cabo en este tema, sin embargo la investigación no es del todo concluyente. El hábito efectivamente va haciendo que el cuerpo se acostumbre a ello aunque no todas las personas tienen el mismo poder de adaptación. Lo que parece claro es que el trabajador a turnos está menos satisfecho en su trabajo que los que gozan de un horario fijo. Así mismo, es comúnmente aceptado que el trabajo a turnos y sobre todo el nocturno, crea problemática humana con efectos sobre la salud y la vida social y familiar del trabajador.

¿El descanso durante el día no es entonces tan reparador como el de la noche, resulta contraproducente, dormir bien es posible?

Existe un mayor riesgo de algunas enfermedades como las cardiovasculáres, puede que las personas que se adaptan mejor no sufran efectos a largo plazo y otras que les resulte más difícil la adaptación y son más propensos.

El descanso efectivamente no es igual de reparador y existen alteraciones del sueño en muchos casos, derivadas de este cambio de ritmo biológico. Para garantizar el descanso y la recuperación de la fatiga diaria, se deberían respetar 7 horas de sueño nocturno de manera que puedan darse todas las fases del sueño y se facilite la recuperación física, durante las primeras horas de sueño, y la recuperación psíquica en las horas posteriores. Esto no puede darse en el trabajo por turnos porque el sueño se ve alterado, no produciéndose nunca una adaptación plena al cambio horario. Estos trabajadores a turnos suelen dormir entre 1 y 4 horas menos que el resto.

No hay que olvidar nunca que la biología del ser humano es diurna, y que el trabajo a turnos supedita la naturaleza a la organización del trabajo.

¿Se puede hacer algo al respecto para conseguir paliar estos efectos negativos y conseguir dormir bien?

Como los mayores problemas de los trabajadores nocturnos están relacionados con las alteraciones en el sueño y sus consecuencias, la mayoría de recomendaciones están orientadas a tener un buen descanso.

Es aconsejable mantener un horario regular de sueño y vigilia incluso los fines de semana o días de descanso. El tiempo destinado debe ser como mínimo 7 horas de sueño ininterrumpidas. Cuando el trabajo es a turnos es más complicado, se trata de ajustarlo lo más posible, por ejemplo al salir de los turnos de noche, tener un corto sueño al llegar a casa y acostarse por la noche un poco antes. En definitiva marcar un horario de sueño adecuado y tratar de mantenerlo.

El trabajo a turnos crea más problemática para dormir bien
El trabajo a turnos crea más problemática de adaptación

Una vez terminado el trabajo la prioridad es el descanso, es importante acostarse al acabarlo, en el camino de vuelta a casa el poner gafas de sol ayuda al cerebro a aumentar la producción de melatonina y es necesario organizar la vida de acuerdo al horario de sueño y no al revés

Llegados a casa sin demora en el tiempo hay que acostarse y la habitación tiene que reunir todos los requisitos que en la noche, la oscuridad, el silencio, la temperatura. Si existe riesgo de que el sueño se vea interrumpido por ruidos o luz, existe la opción de poner tapones en los oídos y un antifaz para conseguir la oscuridad total.

Si no se consigue dormir bien y lo suficiente se puede echar una siesta como de 45 minutos antes de ir al trabajo, ayudará a mantener el estado de alerta óptimo y una mayor concentración.

Si existe la posibilidad a mitad de la noche de echar otra pequeña siesta también reconfortaría y se llegaría al final de la jornada en mejores condiciones.

Después de dormir las horas recomendadas ya se puede programar las actividades que se deseen, es necesario este orden. Hay que organizar la vida de acuerdo al horario de sueño y no al revés. El sueño es primordial, de él va a depender la salud y bienestar de la persona.

(Alguna información ha sido recabada del Gabinete de salud laboral de CC.OO de Castilla La Mancha)

 

 

 

Consejos para madrugar y levantarnos con buen pie

Madrugar y levantarse con buen pie
Madrugar y levantarse con buen pie

Madrugar influye de forma muy positiva en el estado mental. Madrugar influye en nuestra satisfacción vital, autoestima y felicidad. Sin embargo es elevado el número de personas que les cuesta mucho madrugar y todavía más levantarse con una sonrisa y recibir el día con buen ánimo.

Para muchos la hora de sonar el despertador es frustrante, se desea seguir en la cama y el típico “otro ratito más” es muy común, apuramos hasta la hora límite para levantarnos de un salto de la cama y apurarnos en todos los quehaceres medio dormidos y con desgana. El resultado  es que empezamos el día con mal pie.

Los expertos dicen que terminaremos bien un día según la actitud con la que lo empecemos.

Existen técnicas que transformadas en hábitos pueden ayudarnos a que el descanso sea mejor a madrugar y a levantarnos de la cama sin sueño de forma plácida y relajada.

Vamos con esas técnicas o trucos:

Si empezamos planificando la noche anterior las tareas del día siguiente nos ayudará a levantarnos más predispuestos a comenzar la mañana sin prisas, cosas como organizar nuestro vestuario del día siguiente y el de los niños si los hubiera, organizar papeles que necesitemos la próxima jornada, las llaves, mochila de los niños…etc…es un ejemplo de tareas que podemos dejar ya preparadas la noche anterior.

Para despertarnos mejor que nuestro despertador sea algo agradable, no sonidos que nos asusten y malhumoren, puede ser un sonido inicialmente suave y melodioso para ir subiendo poco a poco el volumen. Despertarnos con música, alguna canción que nos guste o algún sonido de la naturaleza como el agua, las olas, el viento, la lluvia, cantos de pájaros…….nos transmitirá todos buenas vibraciones .

Si nos acostumbramos  además a poner el despertador siempre a la misma hora facilitará el que nuestro reloj biológico se habitúe a esa rutina y acabaremos despertando sin necesidad de despertador.

Es el momento entonces de desperezarse, poco a poco nos estiramos como un gato que es un verdadero maestro en este arte, así activamos el cuerpo, este gesto placentero nos libera de tensiones y nos aporta bienestar. Hacemos unas respiraciones profundas llenando nuestro abdomen de aire y lo exhalándolo poco a poco, esto nos cargará de energía.

No es necesario levantarse inmediatamente, nos tomamos unos minutos más para  para unos pensamientos gratificantes, por ejemplo  el placer de la ducha que vamos a dar, el desayuno tan apetitoso que nos vamos a tomar, traer a nuestra memoria el aroma del perfume que nos vamos a poner. Existen cantidad de momentos agradables que muchas veces no los sabemos valorar.

También existe algo muy poderoso para ilusionarnos y motivarnos a madrugar y levantarnos, es ese sueño que estamos persiguiendo y que vamos a tener la oportunidad de correr ese día tras él.

  • Está demostrado que nuestro cerebro no se acaba de despertar hasta pasados 30 o 45 minutos desde que nos levantamos, este proceso lo podemos hacer más corto y de la mejor manera de diversas formas.

Beber un vaso de agua al levantarse debería ser un gesto cotidiano, nos hidrata después de varias horas sin hacerlo.

Madrugar y hacer unos minutos de caminata sería lo ideal, en muchos casos no será posible y se puede sustituir con unos ejercicios de estiramientos y abdominales  que ayudaran a los músculos a entrar en acción.

Una ducha alternando temperaturas de agua para acabar con agua fría nos estimulará y revitalizará al incrementar el ritmo sanguíneo y el cuerpo ya empezará a notar los beneficios de madrugar.  Lo recomendado es un baño caliente por la noche, antes de irse a dormir si tenemos problemas de sueño. Por la mañana el agua caliente haría el efecto contrario a lo que nuestro cuerpo necesita, nos invadirá un estado de sopor y reposo. Este hábito no se suele tener y las ventajas superan a lo desagradable que pueda parecer, si aguantamos unos segundos tan sólo al acabar el agua fría sería suficiente y si lo acompañamos además tatareando alguna canción, silbamos, reímos , damos unas palmadas  y hasta movemos un poco el esqueleto, disfrutaremos de  un subidón de optimismo.

Momentos agradables al levantarnos
Momentos agradables al levantarnos

Un momento importante es el del desayuno, mientras lo hacemos podemos ventilar el dormitorio y airear el colchón y la almohada que han estado toda la noche soportando la transpiración de nuestro cuerpo. No olvidarse de darse un buen homenaje en esta comida que es considerada la más importante del día, el madrugar nos permitirá preparar algo apetitoso y placentero a la vez que energético para tener combustible suficiente hasta la próxima comida. Se debe tomar con calma y dándonos un tiempo para disfrutarlo de manera relajante. Nada de café y listo….el cuerpo necesita de fibra, proteína y algo de fruta.

Madruga y desayuna saludable
Madruga y desayuna saludable

Estas pautas harán que madrugar se convierta en un hábito atractivo  y que salgamos de casa con una buena actitud, el día está para disfrutar de su camino y cada paso. Se vivirán sin duda cosas maravillosas, también existirán las no tan maravillosas pero  esas las vamos a recibir con buen talante. Todo se puede ver de muchas maneras.

Un buen despertar comienza con un buen sueño y para que ese sueño sea reparador, saludable,  y nos prepare para enfrentarnos a la aventura del nuevo día necesitamos un Sistema de descanso adecuado, todo lo que hemos dicho sobra si no nos levantamos descansados y regenerados.

blog-Race-00

El sueño es el principal causante de nuestro bienestar al día siguiente, de él depende en gran parte  que nos levantemos con buen pie.

Beneficios del ejercicio físico en el sueño

Ejercicio físico en los mayores
Ejercicio físico en los mayores

El  ejercicio físico tiene beneficios múltiples para la salud.

Estudios realizados han sacado relación entre el ejercicio físico y la esperanza de vida, las poblaciones más activas físicamente suelen vivir más que las inactivas. Es una sensación también real que las personas que tienen el ejercicio físico como un hábito regular, tienen una sensación de bienestar que repercute en su salud, tanto física como mental, positivamente.

Una frase del doctor Cooper nos dice en pocas palabras lo suficiente para no tener excusas y empezar a movernos….dice esto del ejercicio físico…”El método para poner más años en su vida y más vida en sus años”.

Por otro lado la actividad física  se asocia también a un sueño de mayor calidad, un ejercicio físico moderada puede ayudar a dormir (Morris) mucho mejor. Si dormimos mejor, nos encontraremos con más vitalidad al día siguiente, con energía suficiente y buen estado de ánimo, esto aumentará  el deseo de hacer ejercicio físico.

Dormir bien es un motivo muy importante para aficionarse a la práctica de ejercicio.

Un estudio reciente realizado por la Universidad Estatal de Oregón así lo constata. Aquellos que practican 150 minutos de ejercicio físico a la semana duermen mejor y se sienten menos fatigados durante el día.

Se han hecho investigaciones también en personas con trastornos de sueño, analizando los efectos del ejercicio en mujeres y hombres sedentarios de 60 años que padecían de Insomnio. Los que durante 16 semanas hicieron ejercicio lograron dormir durante más horas y un sueño de mayor calidad que los que no lo hicieron. Observaron también en el estudio que la mejora no fue inmediata, se notó de forma substancial sólo a partir de las 16 semanas de hacer ejercicio.

blog-actividad-fisica-mayores-011              blog-actividad-fisica-mayores-022

El estudio reveló que el ejercicio físico moderado ayudaba a mejorar los hábitos de sueño de las personas de edad avanzada generalmente sedentarias.

  • Tenemos que vencer la pereza y motivarnos con los beneficios que nos aportará. Ya sea caminar, ir al gimnasio, nadar, andar en bicicleta, bailar o algún deporte favorito.
  • Evitemos ejercicio físico de alta intensidad y larga duración al final de la tarde pues ello puede afectar al sueño.
  • Y muy importante….. Empecemos de forma gradual, no queramos el primer día batir records….

Mejora del sueño, bienestar, buen estado de ánimo, más calidad de vida….creemos que ponerse a hacer ejercicio físico no necesita más motivos y tiene suficientes razones.

El ejercicio moderado mejora el sueño
El ejercicio moderado mejora el sueño

No olvidarse que el colchón es pieza clave para el descanso de todas las personas y que incide directamente en la salud, es primordial prestarle la atención que merece. Cada persona, según su morfología , gustos personales, patologías …etc… necesitan colchones diferentes. En ColchonVip le asesoramos para que la elección de su colchón sea la adecuada.

 

La primavera nos altera

La Primavera (Gabriel Balazs, pintura)
La Primavera (Gabriel Balazs, pintura)

Primavera… ¡Por fin llegaste!!!

Ya ha llegado la Primavera la tan anhelada estación de las flores, bellos aromas y colores, más horas de luz, más horas de sol y mejor temperatura con ello se estimula nuestra visión, los días grises van quedándose atrás y se experimentan cambios en los niveles de humedad y presión atmosférica. Esta estación se caracteriza por tener los días más largos que las noches y por la floración de las plantas.

Ya lo dice el refrán “La primavera la sangre altera”, la llamada estación del amor ha llegado, y  un cúmulo de emociones que no sabemos por qué, nos tiene más contentos y activos. En efecto  el tiempo afecta a nuestro estado de ánimo, pero además afecta a nuestra memoria y abre la mente. Nuestro cuerpo y nuestra mente se revolucionan.

En la Primavera el buen tiempo invita al ocio y a realizar actividades al aire libre que mejoren el estado anímico porque la primavera despierta muchas hormonas, la Serotonina, la Testosterona, las endorfinas y las Feronomas. Todas ellas influyentes en cómo nos sentimos en el amor y en la felicidad.

La Serotonina regula el estrés, el reloj biológico que controla el sueño o el apetito.

La testosterona es un antidepresivo natural, con el sol y en estados de alegría se activan y el deseo sexual y el bienestar aumenta.

La Serotonina y las Endorfinas también aumentan con el ejercicio físico que se realiza con más asiduidad en esta época. Las endorfinas producen sensación de bienestar y se generan de forma constante cuando se está enamorado.

En la primavera empezamos a dejar al descubierto más piel, a tomar el sol. Parte de la comunidad médica coinciden en la afirmación que al dejar la piel al descubierto se emiten feronomas que desencadenan estímulos sexuales. Cuestión de química.

Sin embargo lo que para unos es una ventaja para otros es un problema, son aquellos que tienen más dificultades para relacionarse, o personas tímidas o inseguras, se vuelven más vulnerables. Es lo que se llama “Trastorno afectivo estacional” (TAE).  Muchas personas, presentan también a esta altura del año, cansancio, apatía, irritabilidad y hasta tristeza. Un combo de síntomas conocido como astenia primaveral. “Queda claro que no se trata de una enfermedad, sino una adaptación del cuerpo a los cambios estacionales. Sucede que el reloj biológico necesita un tiempo para acomodarse a los días más largos, las temperaturas más altas y la presencia de más horas de luz” así lo  aclaró  la médica endocrinóloga María Alejandra Rodríguez Zia, en la Primavera la situación se complica más con las alergias por el polen y cambios de la flora, que en aquellos que lo sufren se suma al cuadro de astenia agravándolo.

A determinados estudiantes también, les puede afectar de forma negativa al disminuir su rendimiento intelectual al tener más vitalidad y deseos de estar más tiempo al aire libre.

También puede notarse una disminución del apetito y el sueño.

La primavera (Stefania Piras, pintura)
La primavera (Stefania Piras, pintura)

Con la llegada de la primavera, los días cuentan con más horas de luz y el paisaje se torna luminoso y multicolor, viendo cómo  los jardines, parques, campos, balcones y viviendas se llenan de colores y  olores con flores multicolores, tulipanes, lirios, margaritas…. Los árboles van vistiendo sus desnudas ramas de hojas y flores amarillas, rosas, blancas….Se acaba el gris invernal.

En el siguiente enlace os acercamos una foto  de rottodigital. en ella se ve una bonita estampa de una Glicina o flor de la pluma en Ponferrada (el Bierzo), nuestra Tierra. Este arbusto florece a finales de primavera y es todo un espectáculo verlo cargado de flores en los muros de «La casa de los escudos» actual «Museo de la Radio». Nuestra glicina particular es ya un monumento en Ponferrada, para sostener su tamaño actual se han tenido que realizar unos peculiares soportes con fuertes agarres al suelo a modo de cimientos.

https://www.rottodigital.com/ponferrada_glicina/index.html

La primavera bella y perturbadora a la vez nos recuerda que necesitamos descanso. La Promoción «Yo para ser feliz quiero un colchón» con sus modelos «Melodía, canción, acorde y estrofa» nos invita también al cambio….»cambio de estación…cambio de colchón«, nunca mejor que ahora, en la primavera.

¡La naturaleza es sabia…!!!

No podemos dormir juntos…!!!

 

dormir juntos
dormir juntos

No podemos dormir juntos…!!!

Cuando una pareja se va a vivir juntos, normalmente no se plantea comprar dos camas. Lo habitual es dormir juntos, a pesar de que a veces resulte incómodo para alguno de los dos.

Esa costumbre es la que ahora quiere desmontar el Doctor Neil Stanley, que trabaja en uno de los principales laboratorios del sueño en la Universidad de Surrey (Reino Unido).

Dormir es una función vital para el ser humano, necesario para para el bienestar de las personas, con él nos recuperamos del desgaste diario y renovamos energías para enfrentarnos al nuevo día.

¿Es mejor dormir juntos o separados? La respuesta no está nada clara, si repasamos la historia comprobaremos que no siempre se ha dormido en pareja. En la antigüedad, antes de la época victoriana, no era raro que los matrimonios durmiesen separados. Incluso en la antigua Roma, la cama matrimonial se utilizaba exclusivamente para las relaciones sexuales, no para dormir, la tradición moderna de la cama matrimonial comienza con la revolución industrial, cuando las personas se mudan a ciudades masificadas y no tienen suficiente espacio para vivir, el hábito se arraigó de tal forma que dormir separados se ve como  signo de un problema en pareja.

 

Según un informe del Ministerio de Salud cuatro de cada diez españoles tienen problemas de sueño. Son muchas las causas que pueden contribuir a ello, ¿sumaremos una más al dormir juntos ?

 

El Doctor Neil Stanley, especialista en trastornos del sueño ha realizado un estudio con el que asegura que las parejas sufren un 50% más de problemas a la hora de dormir si comparten la cama.

Uno de los estudios midió la calidad del sueño de parejas al dormir juntos y cuando lo hacían separadas. La mayoría aseguraba haber dormido mejor junto a su pareja, pero sus ondas cerebrales sugerían lo contrario. Por lo general la situación era peor para las mujeres.

 

Entre estos problemas que enturbian el descanso al dormir acompañados están los siguientes:

La lógica nos demuestra que el espacio para cada cuerpo es más reducido que si dormimos solos, aunque también es cierto que en la actualidad cada vez es más común la compra de colchones de 1,80 y 2 Mt.

Los ronquidos es el problema más común que se presenta a la hora de dormir juntos, la pareja del roncador tiene numerosos despertares y la calidad del sueño se ve disminuida.

El tema de la temperatura es ya un clásico, uno es caluroso, que suele ser el hombre y el otro que sería la mujer más friolera. Uno se abriga y el otro se destapa. La diferencia de las temperaturas corporales existe y no hay forma de sincronizarla.

Seguramente la imagen de un miembro de la pareja ocupando gran parte de la cama y el otro en el borde a punto de caerse nos sea familiar a todos y ya no es necesario decir lo molesto es.

La temperatura según la estación del año también presenta sus complicaciones, en invierno nos acurrucamos para sentir el calor del compañero, sin embargo en verano cada uno se separa para los extremos de la cama y no hablemos si uno prefiere aire acondicionado o ventilador y el otro no y en invierno uno quiere calefacción alta y el otro no duerme del calor.

La necesidad de uno de los dos de ir al baño con frecuencia  propiciará que la pareja se vea perjudicada en su descanso con despertares.

Existen personas que mientras duermen se mueven mucho y con el movimiento se lleva la ropa de cama dejando a la pareja con el culete al aire como se suele decir…Eso sin entrar ya a valorar que el movimiento resta calidad del sueño del otro.

inconvenientes de dormir juntos
inconvenientes de dormir juntos

Si tienen diferentes horarios para acostarse y levantarse estamos ante otra causa que resta calidad al descanso.

Existen personas con problemas de sonambulismo, terrores nocturnos, que hablan o gritan en sus pesadillas, estos mejor que lo consulten con un especialista para ponerles solución, por el bien de los dos.

No digamos si a uno le gusta dormirse viendo la televisión o escuchando música y el otro necesite silencio para conciliar el sueño, o si uno tiene que tener luz y al otro le molesta.

Y si les gustan colchones diferentes?

Existen diferentes gustos respecto a firmezas y sensaciones. Si se diera este caso, que no sea por culpa del colchón que la pareja tenga de dormir separados, en ColchonVip tenemos colchones a la carta, fabricados con dos partes diferentes, dependiendo del gusto de cada durmiente. Tenemos también la posibilidad de poner dos colchones independientes pero unidos de forma que cada uno disfrute de sus preferencias en el descanso y también de la compañía de la pareja.

 

El asunto –y ahí entra el debate particular de cada caso– es si verse afectado por los inconvenientes del otro miembro de la pareja es algo negativo o forma parte de vivir juntos.

No todo son problemas los que trae el «dormir juntitos«, la próxima entrega de blog hablaremos de los beneficios,  os anticipo que son también numerosos.

Siempre tratamos de recordaros que invertir en descanso es invertir en salud.